La Ley de Plásticos señala que los establecimientos deben cobrar, por cada bolsa que entregan, como mínimo una suma equivalente al precio del mercado, debiendo informarse en forma explícita al consumidor.

Es decir, si uno adquiere tres productos en un establecimiento y este entrega cada uno en una bolsa, el negocio tiene la obligación de cobrar el monto de la bolsa, según indica la ley. Adicional mente, gravará al consumidor con los S/0,10 del impuesto. Sin embargo, las boletas de los establecimientos donde se recorrió hoy no especifican el cobro del impuesto.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *